El viajero incansable, día 1

Resultado de imagen de viaje lejanoViajar es crecer, es aprender a mirar con otros ojos lo que siempre ha estado allí, descubrir los mitos y verdades de las culturas con las que, de una u otra forma, en libros, revistas, películas o televisión, hemos tenido algún contacto remoto e inexacto.

Viajar es perderse para volver a encontrarse, descubrirse a sí mismo caminando por las estrechas callejuelas de un recóndito poblado o las inmensas avenidas de una gran urbe, comiendo lo que jamás se imaginó o hablando con alguien cuyo mundo es totalmente diferente.

Viajar es buscar nuevos lenguajes más allá de nuestra lengua materna, para saber dónde estamos, para saber a dónde vamos. Es disputar con nuestros paradigmas y permitir que los prejuicios y estereotipos se caigan justo ahí, frente a nuestros ojos.

Viajar es sorprender al mundo de improvisto, o más bien, dejar que este nos sorprenda con un atardecer colorido o un amanecer frío y lluvioso, con la nieve hasta los tobillos o el calor de otras tierras aguardando por nosotros.

Viajar es mirar otros rostros que no volveremos a ver jamás, pero que quedarán guardados en nuestra memoria como un tesoro invaluable. Es escuchar otras voces y otras canciones, otras palabras que al principio serán indescifrables pero que en algún momento serán melodías necesarias para completar nuestra aventura.

Viajar es descubrir qué pequeños somos, qué afortunados éramos cuando nos creíamos miserables o qué apasionante puede ser estar allí, al menos una vez, en aquel lugar en el que siempre hemos añorado estar, sea muy lejos o muy cerca, tan parecido o tan diferente de todo aquello a lo que estamos acostumbrados.

Este medio cumple tal propósito, viajar, primero en nuestras fantasías, luego en nuestros planes más optimistas y finalmente lograrlo, divisar aquel lejano continente, sumergirnos en las aguas de aquel exótico país, vagar en aquel impresionante páramo en medio de la nada preguntándonos quiénes somos, o simple y sencillamente, sentarnos a mirar mil historias suceder frente a nosotros, en aquella ciudad cosmopolita, histórica o festiva que dejará marcas indelebles en nuestra historia personal.

 

El viajero incansable.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s